Un hombre de 33 años de edad se apuñaló a su hija con un cuchillo debido a que la criatura de 5 meses de edad no dejaba de llorar.

Tras ser detenido, el hombre justificó sus acciones manifestando que padecía esquizofrenia y los llantos de la bebé lo alteraron.

Los hechos se suscitaron en calles de la colonia Lázaro Cárdenas, situada al oriente de Mérida, en Yucatán.

Según el testimonio de los vecinos, les pareció extraño que dejaran sola a la bebé con su padre, debido a que es de conocimiento de todos que el sujeto padece una enfermedad mental.

Pese a que la menor presentaba 20 perforaciones en la zona del vientre provenientes de un arma punzocortante, ya fue operada en una clínica del IMSS y actualmente se encuentra en terapia intensiva.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí