Una pareja fue sorprendida por un guardia de seguridad al momento en que intentaban deshacerse de su hijo recién nacido en un contenedor de basura. Tras ser cuestionaron, la pareja justificó sus acciones debido a que aún eran menores de edad.

Los hechos ocurrieron en los baños de una piscina privada situada en el municipio de Cancún, en Quintana Roo.

Tras reportar la situación al número de emergencias 911 al lugar acudieron elementos de la Policía Municipal.AdvertisementEnd of ad break in 30 sYou can close Ad in 5 s

Al parecer, la chica había dado a luz en los baños de dicho establecimiento y sus padres no estaban enterados del embarazo.

Tras la llegada de las autoridades, el bebé fue envuelto en una toalla y trasladado a una clínica de la localidad. Cabe destacar que tras ser valorado por los médicos, se estableció que el pequeño se encontraba en un estado óptimo de salud.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí