MONTERREY.-Gran expectación a causado en México el caso de Diego Santoy Riverol, mejor conocido como ‘El asesino de Cumbres’ ganó un amparo que le anula la sentencia de 138 que le fue dictada tras ser acusado como el responsable de la muerte de dos niños y de las heridas que sufrió Erika Peña Coss hace 14 años.

Se informó que el caso será reabierto y se repetirán siete careos más, entre los que se encuentran involucrados Azura Peña, un amigo de Diego Santoy, dos policías y Linda Marentes, quien era secretaria de Tere Coss.

Los interrogatorios comenzaran el próximo 28 de febrero a las 09:00 horas y quienes no acudan al llamado de la autoridad tendrán que pagar una multa.

Fue en marzo del 2006 cuando el joven de entonces 21 años ingresó a la casa de su ex novia Erika y la hirió de gravedad, asesinó a sus dos hermanos menores y secuestró a la empleada doméstica.

AQUI TE CONTAMOS LA HISTORIA DETRAS DEL ASESINATO DEL ASESINO DE CUMBRES: DIEGO SANTOY RIVEROL

El Caso Cumbres fue un infanticidió que paralizó a México ya que nadie podía creer los terribles hechos que habían ocurrido en Monterrey, Nuevo León. Lo que finalizó en un asesinato comenzó como una historia de amor entre un estudiante (Diego Santoy) y la hija de una conductora de televisión (Erika Peña Coss).

La historia, que parece sacada de una película de terror sucedió la mañana del 2 de marzo de 2006. Según las investigaciones, Diego Santoy Riveroll irrumpió en la casa de su ex novia Erika Peña Coss, donde vivía con sus hermanos y su mamá, esto en la colonia Cumbres, una de las más prestigiosas de Monterrey.

Según las declaraciones del acusado, el plan original era robar pertenencias de la familia, sin embargo, las cosas terminaron con el terrible asesinato de los niños Erik Azur de siete años y María Fernanda, de tres.

Erik recibió varias puñaladas en la espalda con un cuchillo de cocina, mientras que su hermanita, vestida de princesa fue estrangulada con la cinta de unos zapatos. A lo largo de la nota te compartiré algunos vídeos sobre investigaciones y recaudación de datos para que juzgues por ti misma.

Supuestamente, los hermanos menores de Erika Coss no serían las únicas víctimas de esta sangrienta historia, pues Diego también tenía en mente matar a su ex, sin embargo, Santoy declaró en los tribunales que en realidad todo era parte de un plan suicida que él y Erika habían planeado, declaración que más tarde desmentiría la chica al revelar que Diego intentó degollarla, además de apuñalarla en múltiples ocasiones en el pecho. 

Horas después del descabellado asesinato se comenzó la búsqueda del hombre que en ese entonces tenía sólo 21 años y que se había dado a la fuga después de secuestrar a la empleada doméstica, liberarla y darle dinero para el camión.

Tere Coss, figura pública y madre de Erika y los menores, no se encontraba en la ciudad debido a sus compromisos laborales. Se dedicaba a la astrología, situación que destapó una ola de rumores sobre el asesinato de sus hijos, pues incluso se llegó a especular que todo fue parte de un sacrificio, ya que según los vecinos y mucha gente alrededor, la estrella de televisión que se dedicaba a adorar al diablo.
Luego de una exhaustiva búsqueda por territorio nacional, Diego fue encontrado junto a su hermano en Oaxaca, con quien se dice planeaba escapar a Guatemala. Luego de la detención fueron trasladados de regreso a Monterrey para iniciar un largo proceso legal que fue noticia de primera plana durante semanas.

La famosa abogada Raquenel Villanueva, defensora de criminales conocidos, se encargó del caso. 

En ese momento la historia tomó un rumbo drástico. En las primeras declaraciones Diego Santoy Riverol asumía completamente la culpa, pero luego involucró a Erika Peña, quien aseguraba había matado con sus propias manos a sus hermanitos, para después pedirle a él que la hiriera de la manera más brutal, todo como parte de un “pacto de amor” que ella había pedido para su relación.

En una tercera versión, el asesino también declaró que había mantenido relaciones sexuales con la mamá de Erika, la antes mencionada Tere Coss, por lo que el móvil de aquel acto sangriento habrían sido los celos de la chica. 

Las fuertes declaraciones fueron desechadas después de la también famosa muerte de su abogada, quien se dijo había sido víctima del crimen organizado. En el caso contrario, el abogado de la familia Peña Coss era Roberto Flores Treviño, quien en la actualidad es Procurador de Justicia de Nuevo León.

e dice que a consecuencia de la muerte de su abogada y las conexiones políticas del abogado de la familia Coss, el peso de la ley cayó sobre Diego con 138 años de condena dentro del Penal de Cadereyta, sin embargo, según lo estipulado por la ley del estado, su condena podría reducirse a 40 años si demuestra buena conducta, de ser así, el asesino de cumbres se reincorporaría a la sociedad a la edad de 63 años. 

Hoy, Diego Santoy Riveroll tiene 35 años, sigue preso y a casi 11 años del caso que lo bautizó como “el asesino de cumbres“. En 2009 contrajo matrimonio con una joven llamada Lety, residente en Chihuahua, que abrió un club de fans de Diego Santoy en el sitio de Yahoo. Tiene un hijo, de siete años.

Por otro lado, Erika Peña también encontró el amor y se casó hace casi 3 años con un hombre llamado Mike Otto en San Miguel de Allende, mientras que su mamá volvió a darse la oportunidad con Juan Carlos Yverino Perales en San Pedro Garza García, quien desde lo ocurrido en el 2006 no ha regresado a la televisión local a predecir el futuro.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí